Reconstrucción del suceso


Que la noche de los hechos Kate y Gerry McCann padres de la menor se encontraban cenando en la inmediaciones del complejo Ocean Club con unos amigos, en un bar cercano de nombre "Tapas". Que desde el bar no podían avistar con exactitud el apartamento ni podían ver claramente sus inmediaciones. Que aproximadamente a las 21:12 min. Gerry se acercó a ver a sus hijos y que éstos se encontraban durmiendo. Que la desaparición de su hija consta cuando Kate se acercó a las 22:30 y fue cuando descubrió que su hija Madeleine no se encontraba en la habitación. Que los otros dos hijos del matrimonio se encontraban durmiendo ajenos a los sucedido. Que lo primero que pensó fue que alguien se la había llevado alegando que al encontrar el osito de peluche de la pequeña en una repisa alta donde ella no llegaba le hizo pensar eso. Que entre la consternación y la confusión intentaron buscarla en las inmediaciones por si hubiera salido por su propio pie. Que el apartamento no se encontraba cerrado con llave. Que las ventanas no tenían signos de haber sido forzadas. Que la ventana del dormitorio donde se encontraba Madeleine estaba abierta. Que no vieron a ningún sospechoso en las inmediaciones ni nada fuera de lo habitual. Que los niños los dejaron solos pero que iban a visitarlos cada cierto tiempo. Que la recepción del hotel fueron los que avisaron al cuerpo de policía. Durante el interrogatorio para esclarecer e interponer denuncia Robert Murat se ofrece como interprete. Jane Turner una amiga de la familia que se encontraba cenando con el matrimonio la noche de los hechos asegura tras ser interrogada que creyó ver a un hombre que llevaba algo consigo posiblemente un niño. Para poder llevar a cabo un retrato robot se le piden datos específicos pero es incapaz de recordar con exactitud. El retrato robot no ofrece la información detallada por lo que no es considerado del todo. 160 Agentes de policía intervienen las inmediaciones y las carreteras fronterizas, todas las búsquedas son fallidas dando por suspendida la búsqueda a las 04:30 hrs. de la madrugada para continuar al día siguiente.Que la noche de los hechos Kate y Gerry McCann padres de la menor se encontraban cenando en la inmediaciones del complejo Ocean Club con unos amigos, en un bar cercano de nombre "Tapas". Que desde el bar no podían avistar con exactitud el apartamento ni podían ver claramente sus inmediaciones.
Que aproximadamente a las 21:12 min. Gerry se acercó a ver a sus hijos y que éstos se encontraban durmiendo.
Que la desaparición de su hija consta cuando Kate se acercó a las 22:30 y fue cuando descubrió que su hija Madeleine no se encontraba en la habitación. Que los otros dos hijos del matrimonio se encontraban durmiendo ajenos a los sucedido.
Que lo primero que pensó fue que alguien se la había llevado alegando que al encontrar el osito de peluche de la pequeña en una repisa alta donde ella no llegaba le hizo pensar eso.
Que entre la consternación y la confusión intentaron buscarla en las inmediaciones por si hubiera salido por su propio pie. Que el apartamento no se encontraba cerrado con llave. Que las ventanas no tenían signos de haber sido forzadas. Que la ventana del dormitorio donde se encontraba Madeleine estaba abierta.
Que no vieron a ningún sospechoso en las inmediaciones ni nada fuera de lo habitual.
Que los niños los dejaron solos pero que iban a visitarlos cada cierto tiempo.
Que la recepción del hotel fueron los que avisaron al cuerpo de policía.
Durante el interrogatorio para esclarecer e interponer denuncia Robert Murat se ofrece como interprete.
Jane Turner una amiga de la familia que se encontraba cenando con el matrimonio la noche de los hechos asegura tras ser interrogada que creyó ver a un hombre que llevaba algo consigo posiblemente un niño. Para poder llevar a cabo un retrato robot se le piden datos específicos pero es incapaz de recordar con exactitud. El retrato robot no ofrece la información detallada por lo que no es considerado del todo.
160 Agentes de policía intervienen las inmediaciones y las carreteras fronterizas, todas las búsquedas son fallidas dando por suspendida la búsqueda a las 04:30 hrs. de la madrugada para continuar al día siguiente.

Primera hipótesis policial.

Investigación:
La policia sigue la pista de un grupo de personas. Equipos de la Policía Judicial recorrieron los últimos días los alrededores de la Playa de la Luz, donde Madeleine fue raptada, con una foto de dos hombres y una mujer en una estación de servicio cerca de Lagos. Los investigadores sospechan de la implicación del grupo en el crimen. La imagen fue mostrada en tiendas, cafés y restaurantes en la esperanza de que surgieran informaciones que permitan reconstituir los pasos de los sospechosos antes y tras el rapto de la niña. La imagen captada en la estación de servicio tendrá aún suministrado a la Policía Judicial la matrícula de un coche – una matrícula británica, números y letras negras en fondo amarillo, que ya fue divulgada por las policías europeas a través de la Interpol. El rapto habrá sido ejecutado por uno de los hombres con la complicidad de los otros dos – era esta, por lo menos, la convicción de los investigadores de la PJ que, ayer durante todo el día exhibieron la foto en establecimientos comerciales de los alrededores de la Playa de la Luz, expresamente en Lagos, Burgau y Sagres. El lunes anterior, 30 de Abril, una pareja con aire británico fue sorprendido a fotografiar niños en la plaza de la República, en Sagres. Una zona vacional en esta vila, el padre de la niña muy parecida a Madeleine, corrió para el fotógrafo a pedirle explicaciones – y el hombre huyó: se metió en el coche con una mujer que lo acompañaba y arrancó. El padre de la niña fotografiada no consiguió ver la matrícula: sacó el móvil equipado con cámara y fotografió la pareja en fuga. Cuando supo del rapto de Madeleine, allí a escasos kilómetros, telefoneó a la Policía Judicial. Fue oído con atención en las instalaciones de la PJ de Portimão y contó todo. Los investigadores quedaron con las fotos de la pareja captadas por la cámara del móvil. Las imágenes, sin embargo, no tienen calidad. Este hombre, emigrante en Alemania y de vacaciones en Sagres, volvió a hablar con la PJ. Los investigadores lo buscaron y le mostraron la fotografía donde se ve dos hombres y una mujer en una estación de servicio de Lagos. No tuvo de más pequeña duda en identificar uno de los hombres y la mujer como la pareja que hubo sorprendido a fotografiar niños en Sagres. Los inspectores de la PJ tienen estos y otros sospechosos en la asesta. La información recogida sobre el comportamiento y pasos de los sospechosos ya está siendo estudiada por tres especialistas británicos que anteayer llegaron a Algarve. Uno de ellos es el investigador Joe Sullivan, concertado detective de la policía británica especializado en trazar perfiles psicológicos de los autores de los crímenes – que pueden conducir a la identificación de los sospechosos.